El Clima en Santiago del Estero

12/12/14

Como construir un horno de barro

El horno de barro es uno de los sellos distintivos de nuestro Santiago del Estero. Las empanadas cocidas allí tienen un “nose qué” que las convierte en uno de los platos tradicionales del Norte Argentino.


Para construir un horno de barro no se necesita de grandes conocimientos ni inversiones, sólo tener en cuenta algunos aspectos que te permitirán mantener las características habituales del mismo.
Para la construcción de un horno de barro se deben seguir los siguientes pasos:
  1. Realizar una plataforma en la que reposará la construcción del horno. Para tal fin, se deben enterrar cuatro postes de madera a la altura de unos 70 centímetros del suelo, que se deben unir por sus extremos con travesaños de buena madera. Arriba de dicha estructura se arma una loza sostenida por un entablado de unos diez centímetros de espesor, que contiene las medidas proporcionales al horno que se va a construir arriba.
  2. Luego se debe realizar una o dos capas de ladrillos asentados con barro sobre el soporte de loza, que sirven de base para la estructura del horno.
  3. Es necesario comenzar con la construcción de la bóveda del horno. Para esto hay que realizar una capa circular de ladrillos que se va a desarrollar luego de haber dispuesto sobre la base un molde  de madera u otro material, que suplanta a lo que será el arco de la puerta o boca del horno.

  4. A partir de allí, los ladrillos deben cortarse en forma trapezoidal, para ir siendo colocados y pegados con barro, hasta formar la bóveda completa. En la parte lateral izquierda del horno se debe dejar una “chimenea” que permanece abierta durante el calentamiento del horno pero se tapa con un ladrillo envuelto en un pedazo de bolsa arpillera mojada, cuando se hornea.
  5. La boca del horno puede ir siendo construida junto con la bóveda, o bien, al terminar esta última.
  6. Una vez terminada la construcción del horno, se debe esperar unos días de secado y luego realizar el revoque externo, con varias capas de barro, las que pueden alcanzar hasta dos pulgadas de espesor.
Una última recomendación importante que deberás tener en cuenta es que para construir el horno no se necesita un barro especial. Éste, resulta de la mezcla de un 70/% de tierra negra o arcillosa cernida, con un poco de pasto seco picado, bosta de equinos o vacunos y con el agua necesaria que convierte a esta preparación en un pegamento más bien plástico. Toda esta preparación debe fermentar por lo menos quince días, para su posterior utilización.
Si deseas podrás hacer construir unas puertas especiales para la boca del horno de barro, o bien, improvisar una chapa de hierro recortada según el diseño de la misma.
Foto: elhornodebarro.com

No hay comentarios: