El Clima en Santiago del Estero

1/8/11

Pese al silencio oficial sus habitantes pelean contra el saqueo en Jasimampa

En el departamento Quebrachos se ubica el pueblo de Jasimampa, que tiene varias particularidades: almacena una rica variedad de minerales en lo que se denomina “Tierras raras”, y guarda joyas arqueológicas que heredamos de nuestros antecesores, los sanavirones.
De ahí que Jasimanta sea un lugar apetecible para inescrupulosos que actúan siempre gracias a gobernantes complacientes, tratando de incursionar y apoderarse de estos valiosísimos tesoros.
Desde siempre dan vuelta los facinerosos que ensayan exploraciones en la búsqueda de uranio, por ejemplo.
A comienzos de este año llegó la última incursión de funcionarios del gobierno de San Juan y técnicos de una empresa canadiense.
Claro que el gobierno de Gerardo Zamora autorizó que los “expertos” sobrevolaran la zona en una avioneta color amarillo, utilizando aparatos de primer nivel para identificar el lugar donde se ubican los minerales, el que se extendería entre Jasimampa, gran parte de la sierras de Sumampa y Ambargasta.

Reacción de los paisanos

Los foráneos realizaron apertura de zanjas, pero rápidamente se produjo una reacción de los vecinos que ocuparon las instalaciones y se opusieron a la continuidad de los trabajos. De todos modos, los intrusos prometieron iniciar las perforaciones en los últimos meses de este año.
Los vecinos comprometidos con esta causa están solos, y residen en Jasimampa, Los Pocitos, Belgrano y Santa Ana, en los departamentos Quebrachos y Ojo de Agua. Los jefes territoriales y quienes ocupan cargos institucionales (“los políticos”), no se preocupan por esta alerta de la gente. Nos referimos a los intendentes de Sumampa, Luis Antonio Galván y de Ojo de Agua, Rodolfo Lino Cappellini. Menos aún se interesa la senadora nacional Ada Iturrez de Cappellini.
Las respuestas que brindan estos “políticos” es simple y escueta: “No podemos hacer nada, porque la orden viene de arriba”, en clara referencia al gobernador Zamora.
Es que Zamora anunció con bombos y platillos en la Legislatura, durante su mensaje anual, que llegará a la zona una empresa canadiense y a la que su gobierno le iba a brindar todo el respaldo, “porque Santiago tiene muchos minerales para explotar”.
Frente a ello, los vecinos golpearon puertas en todos lados. Anduvieron por la Defensoría del Pueblo, la subsecretaría de Derechos Humanos, la dirección de Minería y en todos los medios de prensa, con sus quejas, denuncias y preocupaciones a cuestas. Nadie les dio respuesta, justamente, porque “la orden viene de arriba”.

Graves incidentes: nadie informa

Los foráneos acuden a todos los medios, gracias a la complicidad del gobierno zamorista. Empezaron a ofrecer fuertes sumas de dinero y arrendaron propiedades a algunos poco informados comprovincianos, con la intención de proseguir “investigando” para hallar el lugar de la riqueza minera.
No fueron lejos. La mayoría de los vecinos actuaron con unidad y firmeza, sin venderse, y volvieron a evitar la acción de los depredadores.
Pero insistieron. Comenzaron a contratar jóvenes a los que les ofrecían empleo, con el bajo propósito de dividir a la comunidad. Como tampoco logrando convencer a los habitantes de esos parajes de Quebrachos y Ojo de Agua, los “invasores” recurrieron a la justicia zamorista.
Y fueron hasta la mafia que maneja el Registro de la Propiedad, donde abogadas allegadas a altos funcionarios del Poder Ejecutivo, cedieron a los foráneos toda la documentación contra los vecinos, acusándolos de que “no tenían título de propiedad”.
¿Y, la posesión de hace más de 100 años, no vale?
Estas abogadas, bien pagadas por la empresa, lograron órdenes de desalojos que firmó el juez de cuarta, Darío Alarcón. Pero la policía no cumplió con el oficio, considerando de que “se trataba de una injusticia”.
Los funcionarios de Zamora (“Pichón” Neder y Marcelo Pato), trasladaron a los policías y pusieron gente de la propia tropa para que corra a los vecinos. Efectivamente, los nuevos policías intentaron desalojar a la gente y todo se convirtió en una batalla campal.
Lamentablemente, los heridos fueron algunos de los 50 los policías que actuaron en el procedimiento.
Con tanta presión, los paisanos siguen resistiendo. No aceptan que les roben su riqueza mineral. ¿Seguirá insistiendo Zamora de favorecer a empresarios amigos?


apendice: Mas datos
En la decada de los sesenta, arqueologos americanos descubrieron en la zona de serranias ( Dpto. Quebracho - Jasimampa ) del sur santiagueño una extraña formación rocosa, se trataba de una especie de "piedras o rocas de color negra, sumamente duras y etremadamente livianas ", similar al carbon vegetal pero de gran duresa. Por aquellos años al ser un mineral desconocido y sin utilidad su descubrimiento no genro interes alguno. Los lugareños llamaron ese mineral "tierra rara". Hoy con el avance de la tecnologia y la aparcición de las computadoras, la telefonia movil y otros aparatos de alto consumo, aquellas inservibles piedras tienen un valor superior al ORO. Poseen gran condución y son altamente reclamadas por empresas extranjeras para la fabricación de insumos y equipos de tecnologia costosa. SOLO EXISTEN AL PRESENTE TRES YACIMIENTOS EN EL MUNDO, el nuestro de unos 15 Km2 es el mayor de todos, con una gran ventaja, se encuentra a cielo abierto, o mejor en la superficie lo que hace su extración de bajo costo. EL GOBIERNO ZAMORISTA Y ALGUNOS FUNCIONARIOS LOCALES ESTAN NEGOCIANDO SECRETAMENTE ESTE YACIMIENTO DE VALOR INCALCULABLE. Nada informan a la sociedad. Los legisladores nacionales y provinciales, sumamente IGNORANTES en la materia deberian informarse al particular e impedir un nuevo robo al patrimonio y riqueza mineral de la provincia. DEBERIAMOS APLICARLE A ESTAS "TIERRAS RARAS LA MISMA LEGISLACION DE LOS AEROLITOS Y METEORITOS, para evitar el saqueo. Pero al Gerardo Zamora poco o nada le importa, el NEGOCIO ESTA CONCRETADO y no prepitara un instante, en desalojar con la fuerza publica a los reales ocupantes de esos suelos para entregarles a los capitales extranjeros.
Fte: Arena politica

No hay comentarios: