El Clima en Santiago del Estero

7/8/15

Santiago del Estero: Departamento Silípica


 El departamento Silipica está ubicado en el Oeste de la provincia, y se encuentra limitando al Norte con los departamentos Capital y Robles, al Sur con los departamentos Loreto y Choya, al Este con el departamento San Martín, y al Oeste con los departamentos Choya y Capital.

Históricamente su nombre provendría de una tribu de indios llamados “silypicas”, fue camino de carretas, camino de postas de Buenos Aires a Potosí. Numerosos patriotas desfilan por el camino de Silipica (Castelli, Belgrano, San Martín). La comunidad étnica, cultural y política territorial comprende pueblo de existencia visible como Sumamao y Manogasta, siendo ambas “aldeas agrícola indiferencias”, asentadas sobre las márgenes del Río Dulce sustento histórico de las poblaciones nativas (Juries o Tonocotés). En este departamento se desarrollaron las culturas Mercedes, Sunchituyoj y Averías, siendo base de sustentación de los pueblos agrícolas encontrada por los españoles a su ingreso al territorio hacia el siglo XVI.

Manogasta, un lugar histórico desconocido para muchos santiagueños, fue una de las postas donde durmieron, comieron y cambiaron sus caballos muchos próceres de la patria en su afán de tener una nación libre y próspera.

En este lugar, San Martín junto a su Ejército detuvo su caballo buscando un alivio para tantas horas de sacrificio. “El general San Martín llegó a la posta de Manogasta y fue atendido por Bernardo Roldán, el hombre encargado de asistir a quienes allí paraban”, afirmo el profesor Luis Alén Lascano, uno de los más importantes historiadores santiagueños.

Manogasta estaba en el camino de postas. Cuando San Martín atravesó este camino, fue recibido en Ambargasta por Carlos Peralta; en La Noria de Ayuncha, por José Santillán; En Simbolar, por Bernardo Morales; en, Silípica, por José Rojas; en Manogasta, por Bernardo Roldán y en Santiago, por Roque Jacinto Suárez”, comentó Alén Lascano.

Agregó: “Las postas eran un lugar de descanso, una parada donde se cambiaban los caballos, comían y, si era de noche, dormían. En estos lugares, los maestros de postas tenían preparada camas, que eran muy rústicas, y caballos que tenían como sustitutos”. Fuente: El Liberal

No hay comentarios: