El Clima en Santiago del Estero

9/4/12

El "estadio único" matará al Jardín Botánico; un pulmón de 36 años

Entre gallos y medianoche, la rectora de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (Unse), Natividad Nassif, se apresuró por tratar sobre tablas y sin dictamen de la comisión ad hoc (conformada especialmente) la donación del Jardín Botánico al gobierno de la provincia.
Cabe acotar que la licenciada Nassif militaba desde su juventud en el “radicalismo puro”, al que abandonó para transformarse en “radical kirchnerista” y acompañar al gobernador Gerardo Zamora.
De ahí que no repara en arrasar con la obra envidiable que otros grandes rectores levantaron, pacientemente, a la vera este del río Dulce, enfrente a la ciudad Capital (entre el puente Carretero y el puente férreo), como es el Jardín Botánico.

De Vido y Zamora

La Unse y toda la ciudadanía perderán su Jardín Botánico y la rectora Nassif dará vía libre para que el ministro nacional Julio De Vido y el gobernador Zamora construyan el Estadio Único, en otra obra faraónica que la Nación pagará un abultado sobreprecio.
La “gran cancha” será emplazada en los bajos del río Dulce, entre la costanera y el cauce, y De Vido proyectó una capacidad para 25 mil espectadores.
Lo llamativo es que al principio se conjeturaba un costo de 250 millones, pero ahora, con nuevos “cálculos”, pasaría a costar 400 millones de pesos.
Estamos ante otro escandaloso sobreprecio (fijado de modo que permita lograr jugosos retornos y coimas)
Los santiagueños esperan que algún abogado se encargue de iniciar una demanda, o que alguno de los legisladores nacionales (tres senadores y siete diputados nacionales), presenten un pedido de informes sobre el manejo de fondos nacionales en obras que se realizan en nuestra provincia.

Reacción de docentes

De todos modos, De Vido, Zamora y la rectora Nassif habrán de notificarse del malestar de docentes de la Unse, quienes exigen que se mantenga dominios y derechos de la totalidad del predio del Jardín Botánico y Reserva Natural Urbana, en nota del 17 de febrero de 2012.
Luego la Facultad de Agronomía y Agroindustrias (Unse) adhirió a ese planteo.
Recordamos que por iniciativa de la cátedra de Botánica Forestal de la Facultad de Ciencias Forestales, el Jardín Botánico fue creado en 1975, llevándose a cabo las primeras plantaciones durante el invierno de 1980. La inauguración de su infraestructura se realizó el 20 de noviembre de 1981.
Se halla ubicado en el parque Aguirre, en la margen derecha del río Dulce, y comprende una superficie de 20 hectáreas, de las cuales 5 están ocupadas por colecciones.
Sus objetivos son los siguientes:
-Prestar servicios de carácter cultural a la comunidad en general.
-Facilitar el conocimiento de la Botánica.
-Proveer asistencia técnico-académica y servicios en la disciplina.
-Promover actividades relacionadas con la conservación de la naturaleza y el conocimiento de especies vegetales.
-Catalogar y estudiar especies de la flora regional.
-Brindar material botánico con fines académicos y de investigación.
-Formar y acrecentar colecciones de vegetales vivos, con especial énfasis en especies forestales y especies leñosas en general.
-Promover el conocimiento de especies de la flora local, nacional y exótica.
Las actividades del Jardín Botánico se concentran fundamentalmente en tres áreas: Enseñanza, Investigación y Conservación.
Asimismo, se atienden visitas de establecimientos educacionales de todos los niveles, y se dictan cursos de Ecología Urbana, Determinación de especies arbóreas, Arbolado Urbano, destinados a docentes, profesionales, alumnos y público en general.

Historia

Institucionalmente, el Jardín Botánico depende de la Facultad de Ciencias Forestales de la Unse. En 1978 la municipalidad de Santiago del Estero colaboró en la preparación del sitio, en la construcción de la infraestructura y en las primeras plantaciones, y en 1984 el Concejo Deliberante de la ciudad de Santiago del Estero autorizó al Departamento Ejecutivo a celebrar un nuevo convenio de colaboración “destinado a regular las prestaciones de cada una de las partes, con miras a asegurar el normal funcionamiento y desarrollo del Jardín Botánico de la Universidad”.
El convenio continúa en vigencia y en plena aplicación, afianzando una colaboración entre instituciones.
Un aspecto destacado del convenio radica en que se establece que el Jardín Botánico será considerado por las partes intervinientes como un organismo de interés común, integrado al ámbito de los espacios verdes con funciones de educación.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Exelente nota.
La costumbre que caracteriza al mundo actual, seguir arrasando con el ambiente, la naturaleza sin medir los costos que ello implica; Un estadio? meramente un costo economico?. Arrancar a los estudiantes, a la sociedad, de una herramienta y de un espacio verde como lo es el botánico sería seguir siendo ciegos de lo que pasa con nuestra tierra- Hay que darle el espacio y la importancia que se merece a la naturaleza!