El Clima en Santiago del Estero

29/10/13

“Romance a la vuelta del santiagueño”. 1965

En la literatura santiagueña encontramos poemas que expresan esta problemática que ha condenado a miles de santiagueños al desarraigo. Actualmente hay un millón y medio de santiagueños fuera de nuestra provincia.

“Romance a la vuelta del santiagueño”. 1965
Por Dalmiro Coronel Lugones


Quiero sentirme brasero,

desesperarme en las sendas,

mis pasos tras de las zafras,

mi alma añorando la vuelta.

Irme dejándole coplas

al corazón de la espera

y, con las manos heridas,

¡Volver después a mi tierra…!



He de andar por otros rumbos

con ilusiones viajeras,

buscando en suelos extraños

los que mi suelo me niega.

Destino de santiagueño:

vivir de sueños y ausencias,

partir y volver cantando

¡Sin una sola protesta…!



Me verán los horizontes

perderme en las polvaredas,

silbando bajo, a los aires,

mis ilusiones y penas,

y en los altos del camino

—Fogón sereno y estrellas—

con mi guitarra y mi copla

¡Recordando mi querencia…!



Allá, en los surcos ajenos,

me encontrarán las cosechas,

curtido el rostro de estíos,

de inviernos y de tristeza,

las manos rudas, callosas,

sudorosas, jornaleras,

y mi destino hermanado

¡Al destino de la tierra…!



Allá estaré en el cansancio

de las jornadas braceras,

sufrido de sol y viento,

la sangre ardida en las venas.

Los ojos ebrios de frutos,

la boca amarga, reseca

y vecina a mi nostalgia

¡Una copla santiagueña…!



Después… la paz del retorno,

la honda emoción de la vuelta,

mis pies andando de nuevo

las distancias polvorientas,

cerca de mi rancho, mis bosques

de algarrobos y de breas,

y entre vidalas y alojas

¡un carnaval que me espera…!



Quiero sentir en mis manos

rústicas ansias labriegas,

con los éxodos braceros

marcharme hacia las cosechas

y al año —como el coyuyo—

volver cantando a mi tierra

sabiendo que ella, entre zambas,


¡está aguardando mi vuelta…!

No hay comentarios: