El Clima en Santiago del Estero

3/11/09

Joven asesinada por su ex pareja.


SUMAMPA, Quebrachos (C) La comunidad de Sumampa y del departamento Quebrachos se encuentra acongojada por el triste desenlace de la relación de dos jovencitos de la campaña que habían llegado a la ciudad con muchos sueños. La historia de Jesús Manuel Báez (29 años) y Giovanna Vanesa Díaz (24) surgió en la localidad de Espartal, departamento Quebrachos, de donde son oriundos. Allí se pusieron de novios y hace dos años compraron una casa en el barrio San Ramón para vivir en pareja. Fruto de esa relación nació un hijo. Todo marchaba bien, hasta que, supuestamente, comenzaron a aparecer los celos, la desconfianza, los reproches y los cruces de acusaciones, que hizo que la relación decayera. Recientemente decidieron interrumpir la relación después de haber vivido en pareja más de dos años junto a su hijo. Supuestamente habían terminado de mal manera y ella decidió emprender sola un nuevo desafío. Alquiló una habitación en una pensión del barrio Norte y salió en busca de un trabajo para poder mantenerse. Pero los problemas continuaban con su ex pareja, a pesar de intentar serle indiferente. Los unía su hijo, el cual era el pretexto que utilizaba el padre para estar cerca y reclamarle por la ruptura de la relación sentimental. Según se desprende de la investigación policial, el domingo, alrededor de las 22.25, el joven, después de intercambiar varios mensajes de textos con su ex pareja, decidió trasladarse en bicicleta desde su casa del barrio San Ramón hasta el hospedaje de su ex pareja, ubicado sobre Hipólito Irigoyen del barrio Norte. En la puerta de la pensión y ante la presencia del niño, los jóvenes iniciaron una nueva discusión, aunque en esta oportunidad a los gritos, por lo que varios vecinos salieron a la vereda para saber qué pasaba. Sin embargo, luego la chica comenzó a pedir auxilio y la gente llamó a la Comisaría 33. Según las primeras averiguaciones policiales, Báez le reclamaba a Díaz sobre su hijo, por qué se había ido de su casa y sobre una supuesta relación que estaría manteniendo con otro joven. La jovencita llorando, le habría manifestado que se había ido de la vivienda cansada de los celos y maltratos, y que estaba bien en el hospedaje. En medio de los reclamos, Báez extrajo un cuchillo de 12 centímetros de hoja y apuñaló en ocho oportunidades a la mujer, a pesar de que la víctima intentó correr hacia el interior de la vivienda. A los pocos metros del portón, cayó al suelo totalmente ensangrentada. El joven tomó en brazos a su hijo y corrió hacia la avenida Omar Gorosito, donde tiró el cuchillo, aunque ante la presencia de los vecinos, dio media vuelta y corrió de sur a norte por Hipólito Irigoyen, abandonando su bicicleta. Sin embargo, a metros de Belgrano, se desvaneció y cayó al piso, por lo que las agentes Carolina Chávez y Vanina Bulacio socorrieron al menor e inmovilizaron al sospechoso, quien gritaba “la maté, la maté”. Díaz se encontraba con vida cuando llegó la ayuda médica, aunque ingresó al hospital sin vida.
Cuidado.

El hijo de la joven asesinada, un niño de dos años, provisoriamente quedará al cuidado de la madre de la víctima, quien vive en la localidad de Sol de Julio, departamento Ojo de Agua, de acuerdo con lo decidido por la Justicia. Pericias. La Policía secuestró una bicicleta rodado 26, azul y marrón, en la que se movilizaba el supuesto homicida; un cuchillo tipo tramontina, y dos teléfonos celulares donde están los mensajes que intercambió la ex pareja, antes del crimen.

No hay comentarios: