El Clima en Santiago del Estero

4/4/09

MANZANA

Qué mujer necia que soy!
te puedo regalar una manzana y
me puedes regalar un pecado,
pero tejer contigo un velo de hojas de higo
es casi caer en la niebla,
es como tallar en el humo… tu cara,
es como firmar con Dios un convenio
para que la higuera produzca manzanas.
¡Oh, Adán! Cómo puedes deslizarte sobre la mentira,
taparte la cara con versos,
hacerme crecer con tus palabras, creer que yo,
en mi conciencia te regalé una manzana.
No me gusta n las frutas,
desconozco el sabor de las manzanas,
solo me gustas, tú me gustas
¿Pues qué culpa tengo si me llegó
tu amor en forma de pecado?

- krasiah al awad -

No hay comentarios: